EDUCAR EL USO DE INTERNET

MANUAL PRÁCTICO DE PROTECCIÓN DE LOS NIÑOS EN INTERNET ( 4 REGLAS BÁSICAS ) 
 

Internet es como el mundo real. Los peligros del mundo real son los mismos que en Internet, y sus precauciones y sus soluciones también.

Como en la vida real creemos que el peligro está en los desconocidos y está claro que un lugar solitario, perdido y concurrido por mala gente es un peligro seguro; pero es tan obvio que poca gente se mete en ellos. Por lo que aquellos que quieren hacer daño lo que hacen es atraer a su madriguera a las víctimas o ir a buscarlas a su entorno: discotecas, parques, salidas del colegio, centros recreativos, etc…

 En internet los lugares solitarios y perdidos equivalen a los chats y su gran peligro es creer que por estar en casa no nos pasará nada; pero pasa y pasa mucho: lo 1º es que podemos acabar creyendo que lo que ocurre en ellos es normal y aceptable cuando no es así; de la misma manera que no es normal ni aceptable la droga, el sexo vicioso o la violencia gratuíta en la vida real, aunque podemos creer que sí si nos rodeamos continuamente de sus consumidores y de sus productores. Es posible que alguien grabe conversaciones o escenas íntimas por la cam y chantajee al otro o simplemente que las cuelgue en algún “site”:

1/ Evita los chats  para hacer amigos-as o ligar igual que evitas los lugares con poca gente o los lugares peligrosos. No caigas en la tentación del morbo ni en querer conocer gente porque te encuentras solo-a, porque las relaciones por internet son fantasías. Si te sientes solo-a arregla tu vida por dentro y sal a la vida real a ver gente real.

 2/ Respecto a los chats temáticos (juegos, ciencia, deportes, …) evita a la gente que quiera saber cosas de ti al margen del tema del chat. 3/ Y lo mismo en el Messenger con la gente que te ha agregado sin saber quien eres (-¿me agregas y no sabes quien soy? ¡adiós tontín-a!- y lo-la borras). Recuerda que la gente que quiere hacer daño o utilizarte, busca los sitios donde hay niños-as y consigue direcciones de Messenger de correros masivos o webs infantiles (clubes de socios, amigos on-line, etc).

Ten en cuenta, además, que el aburrimiento lleva a perder el tiempo metiéndote en páginas superficiales y a hablar sin cuidado; 4/ cuando no sepas qué hacer en Internet no entres. Antes de entrar piensa qué vas a visitar y para qué, y cuánto tiempo necesitas para ello. Igual que en la calle el aburrimiento es la gran base del consumo de drogas y la delicuencia, en internet se pueden hacer muchas tonterías igualmente.

 

A los padres y madres decir que la sobreprotección no soluciona el problema porque genera desconfianza hacia el mundo, desconfianza hacia los padres por sentirse vigilado-a, y que no da herramientas; ya que cuando está solo el-la niño-a, estará igual de desprotegido-a que antes. La solución es la educación en valores y los hábitos de uso del ordenador:

1/ Inculca el respeto hacia los demás (ya que muchas veces son los propios menores los internautas agresores)

2/ Enseña al niño-a a no realizar ni tolerar amenazas, insultos, injurias, falsas identidades, ni cualquier otra situación que sea ilegal en la calle porque también lo es en internet. Y si sucede que lo comente contigo para ver si es grave y denunciable o sólo una pelea solucionable hablando.

3/ Ayuda al-la niño-a a estructurar su estancia delante del ordenador: pon un tiempo límite basado en la necesidad que tenga: si es para “hablar con los amigos, si es para buscar información, si es para jugar, si es para investigar, leer, … y comenta con él-ella como le ha ido igual que lo harías cuando viene de la calle,(no se trata sólo de dar directrices y olvidarnos, hay que hacer un seguimiento) sin interrogarle tampoco.

4/ No olvides que el sexo forma parte de la mentalidad de todo el mundo y la curiosidad y ansias de saber y experimentar afloran en la adolescencia, así que no te escandalices si intuyes o ves conversaciones sobre el tema. Educa en el sexo sano y le educarás en una visión sana del mismo (“DE-LEY 2”) .

- No todas las conversaciones sobre sexo tienen como objetivo el abuso o el engaño o el riesgo de embarazo. Son las intenciones y no los temas lo que define que algo esté bien o mal (más información en www.de-ley.net  “la carta”/”sexo y contacto físico”.). Por lo tanto no inculquemos el miedo a los temas, sino, mejor, eduquemos en el reconocimiento de las intenciones.

 En definitiva podemos educar para proteger, podemos atemorizar para sobreproteger, podemos arriesgarnos para educar o podemos prohibir para sobreproteger, podemos no hacer nada y abandonarles o podemos guiarles y quererles. “El Riesgo y la Confianza pueden llevar a la Muerte; pero son los únicos caminos hacia la Vida.”

(Tráiler 3) EL SECRETO ARTE

DE LA FELICIDAD

EN RAPA NUI

Entrevista DE-LEY 3. EL SECRETO ARTE DE LA FELICIDAD

2º Tráiler EL SECRETO ARTE DE LA FELICIDAD. LA PELÍCULA

Entrevista DE LEY y

DE-LEY 2

Cortometraje EL SECRETO ARTE DE LA FELICIDAD. PERDIDO EN MICRONESIA

Agréganos a facebook

Síguenos en Twitter

Visita nuestro Canal de vídeos de VIMEO