DENUNCIA EL ABUSO

Si eres menor y has sido, o estás siendo, víctima de algún tipo de abuso (físico, psicológico, sexual, acoso, ...) o tienes algún familiar que lo sufre o ha sufrido, y quieres consejo o asesoramiento, o simplemente quieres comentarlo, ponte en contacto a través de

DE-LEY@HOTMAIL.COM y se te responderá. El mayor dolor de un abuso es la impotencia de creer que no puede hacer nada.

PEDOFILIA

LA PEDOFILIA EN LA SOCIEDAD ACTUAL (Extensión de DE LEY. EL LIBRO QUE ESPERABAS)

El principal problema de la generalización de la pedofilia es la

permisividad social provocada por los siguientes motivos:

- Desconocimiento del verdadero daño que causa en el menor

(culpabilidad, impotencia, miedo, angustia; y todo eso suele llevar a la

ansiedad, depresión, suicidio, estrés, comportamiento antisocial

violento, etc en sus niveles patológicos más altos) (y en otro orden,

sobretodo si la relación ha sido consentida: introversión negativa,

adicción al sexo, falta de estructura clara y sana de la sexualidad, baja

autoestima, …).

- Visión del Pedófilo, por un sector de la población, como un enfermo

más que ha nacido con atracción por los niños-as igual que hay gente que

ha nacido con atracción por los hombres o por las mujeres. Lo que

provoca que las víctimas sin amparo o las que consienten el abuso no

sean objeto de atención social (se mira a otro lado).

- Cultura ajena a la psicología del niño y extendida en ambientes

populares (chistes, canciones, pasado sin derechos infantiles donde el

niño a partir de cierta edad era un adulto pequeño para trabajar y por lo

tanto para todo, …) en la que el sexo con niños-as se trivializa.

- Y sobretodo una ley que no sólo permite el sexo con niños a partir

de 13 años a los adultos, sino que las penas en los casos de abuso son

irrisorias y se aplican con escasez.


Si nos atenemos a la estadísticas vemos que el punto de vista habitual

del pedófilo como persona (primera equivocación) con problemas de

socialización , con dificultades para establecer relaciones íntimas y/o

que ha sufrido algún abuso de pequeño, nos ha hecho temer al hombre

del saco cuando teníamos al enemigo en casa:

- El 60% de los pedófilos mayores de 30 años (y entiendo por pedófilo

tanto a los esporádicos como los habituales, y como sinónimo de

abusador, a partir de ahora, ya que toda relación con un menor de 16

años es un abuso como explicaré más tarde) tienen pareja heterosexual

estable (o están separados). Y alrededor del 70% de éstos tienen hijos.

- El 40% de los menores de 16 años ha sufrido algún abuso sexual. El 30%

de estos son desconocidos por los padres y alrededor del 50% no son

denunciados. Este porcentaje subiría al 60% si sumáramos los abusos de

exhibicionismo y proposiciones indecentes en internet (y en el 70% de

estos casos son desconocidos por los padres, y el 90% no son

denunciados).

- El 80% de los abusos (sin contar los de Internet) son cometidos por

personas del entorno íntimo del niño-a (padres/madres/tios-as/abuelos-as/

hermanos-as/vecinos-as /canguros/profesores-as/entrenadores-as …)

- El 30% de los abusos son cometidos por mujeres y el 70% por hombres.


Otro de los grandes errores es pensar que los abusos se cometen en la

intimidad, cuando es habitual que los tocamientos se cometan bajo el

disimulo y la protección que da crear un escándalo en público, y más si el

niño no está seguro de lo que ha pasado. Se pueden producir cuando se

abraza o durante un juego físico, poniendo la mano disimuladamente

donde no se debe sin que lo vea el resto de la gente. O hacer ver que es

una broma delante de un grupo de niños que en verdad está siendo

exagerado y no consentido. (En estos casos hay que tener cuidado con las

intenciones porque puede que verdaderamente haya sido un

malentendido, o un accidente donde la mano haya ido donde no debe sin

querer. Lo que debe educarse en el niño es que sea lo que sea no debe

dejarlo pasar: debe comentar con la persona que le ha tocado que eso ha

pasado inmediatamente , sin acusación, y así evitar que vuelva a suceder

a él-ella y/o a otro niño-a si ha sido voluntario, y dar la oportunidad de

disculparse al “tocador” accidental. En caso de que sea reiterado o

claramente malintencionado, el niño-a debe comunicarlo de inmediato a

los padres-tutores o a un adulto de confianza.

Ante esta situación nos encontramos que es más probable encontrar un

pedófilo en una persona “común”, de las que suelen hablar de sexo con

vulgaridad, presunción y brabuconería (para las que el sexo es una fuente

de placer y no precisamente un acto de amor, habitualmente)(o sea la

mayoría de la gente) que en un personaje solitario. Porque el primero es

seguro que no tiene valores respecto a la sexualidad y el 2º “puede”

tenerlos. ESTA ES LA ÚNICA PREMISA QUE PUEDE DAR UNA IDEA DE QUIÉN

NO ES” UN PEDÓFILO, PORQUE IGUAL QUE UN ASESINO, TODO EL MUNDO

PUEDE COMETER UN ABUSO A UN MENOR SI SE PRODUCEN UNAS

CIRCUNSTANCIAS DONDE SE JUNTEN EXCITACIÓN, OPORTUNIDAD Y

DESINHIBICIÓN, A MENOS QUE TENGA DESARROLLADOS VALORES DE

RESPETO A LOS NIÑOS Y DE SEXUALIDAD NO EGOÍSTA.



¿QUÉ ES UN ABUSO?


El abuso es aprovecharse de la debilidad de otro para obtener un

beneficio.

En el caso de los abusos sexuales (y casi de cualquier abuso) éstas son las

debilidades de las que se puede aprovechar el abusador:

- Se puede abusar sexualmente por debilidad de Fuerza física (nos

encontraríamos con los pedófilos-as violadores que se dividirían en

ocasionales, violadores en serie, o violadores ocultos. Éstos-as son los

más temidos popularmente y los que se ha estado creyendo que eran casi

los únicos que existían durante demasiado tiempo; dando campo libre a

los otros perfiles).

- Se puede abusar sexualmente por debilidad de carácter. Nos

encontramos con los pedófilos-as que utilizan el chantaje emocional o la

devolución de favores” (el-la niño-a debe un favor al adulto, según él).

(“Yo he cuidado de ti cuando nadie lo hacía…”, “recuerda todos los

regalos que te he hecho”, “si no haces lo que te pido es que no me

quieres…”, “si no haces lo que te pido no te haré la comida, o no te

llevaré a algún sitio…”). El-la pedófilo-a se vale de la situación de

dependencia emocional que se ha creado.

- Se puede abusar por debilidad de conocimiento (éste es el abuso

permitido por la ley a partir de los 13 años; quizá también porque es el

más extendido, reflejando la falta de atención social por los menores en

general, y porque, como en el maltrato a la mujer, nos llevaríamos

muchas sorpresas de quién tenemos alrededor y a quién se quiere

proteger con ello.). En estos casos el pedófilo-a se vale de los deseos

sexuales incipientes del-la menor para seducirle-a. o para convencerle

de que el acto sexual es correcto; sabiendo que el-la niño-a no ha

desarrollado conocimientos suficientes sobre los motivos emocionales,

intelectuales, físicos y sociales del deseo, y las consecuencias

emocionales, intelectuales, físicas y sociales del acto sexual. (En el

mejor de los casos un menor de 16 años podría tener conocimientos

sobre el acto en sí; pero nunca suficientes para una relación de igualdad

respecto a los motivos y las consecuencias. (Y si no hay igualdad hay abuso).

- Se puede abusar por debilidad económica. El-la pederasta se aprovecha

de las carencias económicas del-la menor para proponerle relaciones a

cambio de regalos o dinero (prostitución).

- Se puede abusar del-la menor por falta de afecto. El Abusador se

aprovecha de la falta de afecto del menor para hacerle sentir querido;

haciéndole confundir las relaciones sexuales con muestras de cariño

(“porque es lo que hacen las personas que se quieren en las películas…” ,

porque es lo que hacen las parejas que se quieren...”.) (Esta opción

también es de las más extendidas socialmente y permitidas legalmente.).

- Por otro lado, cabe recordar que todos estos abusadores también

pueden actuar utilizando las mafias encargadas de proporcionar

niños, ya sea en burdeles o aportaciones “a la carta”. En estos casos

añadiríamos este detalle al perfil asignado de los de arriba.

 


TIPO DE PEDÓFILOS


En función de la forma de “acceder” al menor podemos encontrar los

siguientes tipos de pedófilos:

- Tonto-a: tanto si actúa impulsivamente como estratégicamente, se

lleva por el deseo sin analizar lo que está sucediendo en el proceso,

cegado-a por la consecución de la “presa” (sería fácil de coger)

- Listo-a: Se aprovecha de la Ley o del sentimiento de culpabilidad del-la

niño-a para inducirle a que sea él-ella el-la que cree dar el paso. Si el

niño-a cree que fue iniciativa suya será más difícil que denuncie por

vergüenza.

- Sumiso-a: quiere sentir el poder de creer que el-la niño-a le posee.

Induce al niño-a a sentirse poderoso-a y se deja llevar (pero

inconscientemente sabe que eso no es así porque él-ella ha dado su

permiso y le guiará o frenará cuando quiera.).

- Tirano-a: posee, dirige y controla totalmente (no necesariamente con

violencia)

- Igualitario-a: Cree que proponiendo que los 2 harán las mismas cosas en

orden, está respetando al-la niño-a.

Esta era la clasificación de abusadores que planean con anterioridad

llevar a cabo la práctica de sus deseos. Los abusadores impulsivos (que

aprovechan una situación “expontáneamente”) son como los otros, pero

actuando deprisa:

- Los que actúan sin pensar en las consecuencias y sólo ven 1 posibilidad

estructural de intimidad para cometer el abuso.

- Los que sólo actúan si ven un riesgo mínimo, casi cero, de actuar (eso

puede incluir tiempo para planear cómo inducir al niño a no contarlo

aunque la acción sea tan impulsiva como el anterior. Es decir, elabora un

plan sobre la marcha.).

 


EDUCACIÓN FRENTE AL ABUSO


Una educación completa en este sentido debe cubrir los siguientes

aspectos:


1º INFORMACIÓN:

En primer lugar los niños deben saber reconocer desde pequeños el

concepto de contacto físico.

Deben saber diferenciar el contacto físico aceptable del no aceptable.

Con las palabras correctas y las formas correctas, un-a niño-a de

cualquier edad, puede y debe saber que hay ciertas zonas del cuerpo que

nadie le debe tocar a no ser que sea necesario (médicos, higiene, etc…) y

aprender a manifestar el desacuerdo con cualquier contacto físico

que no le guste

. De la misma manera que debe saber que el contacto

físico puede ser también muy positivo y que todo depende de la

intención y de la voluntad de aceptarlo (ninguno de los 2 aspectos

puede ser aceptado sin el otro). Cuanto mayor es el niño, más explícito

puede ser el lenguaje utilizado y lo que puede ser ejemplos y metáforas

a los 3 años, pueden ser conceptos sexuales directos a los 13.

No olvidemos que el abuso y el abusador no van a tener en cuenta la

edad del niño; por lo que no es exagerado educar ningún concepto (y que

cuantas más dificultades ponga el niño , más prevenible será el abuso.).

PERO NUNCA EDUCAR EN EL TEMOR NI EN LA SOBREPROTECCIÓN.

TENER UN MECANISMO DE AUTODEFENSA DEBE SER UNA FUENTE DE

SATISFACCIÓN, NO DE MIEDO.



2º SOLUCIÓN:

Se debe informar al niño de que cómo debe actuar en el momento

anterior (para prevenir), durante (para escapar o minimizar), y posterior

(para ajusticiar) al abuso. De por qué y para qué debe actuar así

(motivos). Y qué consecuencias habrá para él y para el abusador. De esta

manera el niño estará filosóficamente predispuesto a hacer algo para que

el abuso o el intento de abuso no quede impune, por su bien y por el de

otras posibles víctimas.



3º HERRAMIENTAS:

Conocer los aspectos teóricos de la autodefensa, pero no tener y/o

conocer los mecanismos para ponerla en práctica, puede ser aún más

negativo que la ignorancia. Porque al daño directo se sumaría el

sentimiento de impotencia y culpabilidad (por creerse “tonto” por no

haber hecho nada).

El niño debe ser educado en la elección de los mensajes que minimicen

las posibilidades de abuso. Estos mensajes son verbales, emocionales y/o

físicos (manifestación del desacuerdo con la situación; claridad y actitud

firme en la negativa; y acciones físico-agresivas). Un niño que refleja

posibilidad y capacidad de respuesta reduce en un alto porcentaje el

riesgo de abuso frente al que refleja indefensión.



4º CARÁCTER:

No sirve de nada tener los conocimientos, los mecanismos y las

posibilidades de respuesta sino se tienen la voluntad y la firmeza para

actuar. La falta de convicción, seguridad y carácter puede causar dudas

o miedo a la hora de defender la propia integridad física. Es necesaria

una educación en la Dignidad, la Autoestima y la Autonomía en la toma

de decisiones, para favorecer el desarrollo de ese carácter necesario

para tomar decisiones en momentos difíciles por encima del miedo a la

equivocación o a la situación. (Más vale equivocarse y disculparse que ser

víctima de un abuso).





¿CÓMO FAVORECER LAS DECLARACIONES JUDICIALES Y POLICIALES DE

UN MENOR ABUSADO O TESTIGO?


En los casos de declaraciones de menores se pierden muchas

oportunidades de Justicia, ya sea porque el ambiente y/o las preguntas

no son adecuadas; o porque la mala tradición policial y judicial inhiben a

las familias de llevar al niño a declarar.

Un correcto sistema para las declaraciones de los niños debe cumplir los

siguientes requisitos:

- Un ambiente de intimidad y comodidad (la persona que pregunta debe

reflejar confianza o estar con alguien de confianza, y nadie más (máximo

2 personas).

- Un ambiente higiénico y ventilado que favorezca la comodidad física

(cuidando los detalles si es una habitación desconocida para el niño:

asiento, bebida, posibilidad de comida, etc…)

- Las preguntas deben ir dirigidas a que el niño cuente lo que paso; no a

que se sienta presionado a contestar lo que se quiere oir. El niño debe

sentir que se le quiere escuchar porque tiene algo interesante que

contar; no que va a hacer un examen para ver si dice lo que se espera

que diga.

- Debe saber (no creer, ni tener la sensación: “SABER”) que no es

culpable de lo que haya pasado ni tan siquiera por haber desobedecido, o

ido donde no debía, etc… El único culpable de la situación es el

abusador.

- No tener ninguna posibilidad de contacto con el abusador (ni siquiera la

mampara es una buena idea si el niño es pequeño o no tiene una personalidad

especialmente fuerte. El valor ante el juicio o la vista es algo que él

manifestará de una manera o de otra) (aunque está claro que la verdad

necesita de sacrificios y de alguna manera tendrá que declarar:

vídeoconferencia, juicio paralelo, …).


APLICACIONES


En base a este estudio se enviaron perfiles de casos de niños

desaparecidos en España y en el extranjero, con seguimiento y buena

acogida por parte de policía e investigaciones privadas, cuyos detalles no

conviene desvelar públicamente.

 

(Tráiler 3) EL SECRETO ARTE

DE LA FELICIDAD

EN RAPA NUI

Entrevista DE-LEY 3. EL SECRETO ARTE DE LA FELICIDAD

2º Tráiler EL SECRETO ARTE DE LA FELICIDAD. LA PELÍCULA

Entrevista DE LEY y

DE-LEY 2

Cortometraje EL SECRETO ARTE DE LA FELICIDAD. PERDIDO EN MICRONESIA

Agréganos a facebook

Síguenos en Twitter

Visita nuestro Canal de vídeos de VIMEO